/ noviembre 6, 2020

Durante todo noviembre, Cabrini Guatemala celebra 51 años de llegada de las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús a nuestro país, tiempo en el cual han dedicado su labor al desarrollo integral de las comunidades.

Esta historia daría inicio en en 1969 con la visita de la Hermana Gabulli, Regional de Nicaragua, en su intención de expandir el instituto por la región centroamericana. Para cumplir este objetivo, serían enviadas las Hermanas Antonieta Chang, Nieves Garcia, Gloria Mareno y Martha la Cerda.

Desde su arribo a Guatemala, las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús (MSC) han llevado a cabo diferentes espacios dedicados a la atención, crecimiento y dignificación de las comunidades atendidas, principalmente en los sectores de la Ciudad de Guatemala y Villa Nueva.

A través de programas formativos, educativos, atención en salud y crecimiento espiritual, especialmente dirigidos a niñez, adolescencia, mujeres y adulto mayor, han llevado a cada persona el amor de Cristo, como indicaba su fundadora Santa Francisca Cabrini.

Esta atención se ha logrado actualmente por medio del Dispensario San José, ubicado en la zona 6 de la Ciudad de Guatemala, y del Dispensario Madre Cabrini, en la aldea Bárcena, Villa Nueva. A través de estos dos espacios, se atienden a personas de diferentes comunidades con servicios médicos, así como de programas para promoción del desarrollo local.

Las hijas espirituales de Madre Cabrini agradecen el gran respaldo que han encontrado por parte de la población durante todos estos años, así como de las personas que han trabajado a su lado todo este tiempo para alcanzar los diferentes objetivos que han evolucionado con los años.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*