/ noviembre 15, 2019

Un grupo de mujeres participan en el “Curso Navideño” desarrollado en el Dispensario Madre Cabrini, en el que aprenden a elaborar decoraciones acordes a las actividades de fin de año para su comercialización.

Con una reunión semanal, el curso está dividido en tres fases y ofrece sesiones de tres horas, donde acompañadas de una instructora elaboran diferentes trabajos con materiales diversos. El primer módulo estaba dedicado a la decoración con malvaviscos, el segundo para la elaboración de velas y como cierre del curso, aprender a acompañar una “mesa navideña”.

Estos productos finales, no solamente les permiten aprender nuevas técnicas para su hogar y familiares, sino también abre una puerta a sus integrantes de poder replicarlos y comercializarlos. Fortaleciendo así el papel activo de la mujer, contribuyendo a la economía del hogar y a su salud como individuos.

“Este curso me ha dado la oportunidad de desestresarme; cuando vengo al curso mi mente se despeja y me hace sentir más tranquila, además de sentir emoción por aprender algo nuevo” menciona Magnolia González, quien ya ha realizado pedidos para sus vecinos que ven su trabajo al volver a casa.

De igual forma, Gricelda Quevedo comenta que este tipo de cursos prácticos le ayudan para diversificar los productos para su negocio, además de ser un espacio de recreación y participación con un grupo de personas que tienen objetivos similares.

El contenido de este curso responde al enfoque de proyectos institucionales orientados a la salud integral, pues facilita la oportunidad de ser sujetos activos en la economía y participar en comunidad.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*