Su nombre parte de la cita bíblica del evangelio de Lucas, capítulo 13, versísculos del 10 al 13, donde Jesús cura a una mujer que llevaba 18 años enferma.

El proyecto principal, conocido como “Preparándome para mi Futuro”, está dedicado a la dignificación y empoderamiento de las mujeres. Es una iniciativa en la que se imparten charlas con temáticas generales para la concientización de sus derechos.

Además, se realizan talleres de capacitación en los que aprenden a producir de forma artesanal productos de higiene personal y limpieza en general, como shampoo, jabón, desinfectante, desodorante, crema, etc.

De esa forma, cuenta con la posibilidad de generar un emprendimiento individual o colectivo con un posible ingreso económico a partir de la práctica de lo adquirido.

Como complemento, se brinda un acompañamiento para orientar sus acciones hacia un micronegocio. Esta acción está compuesta por charlas para su tecnificación por parte de profesionales en áreas de administración, pequeña y mediana empresa, publicidad, entre otros.