/ marzo 20, 2020

Ante la presencia del nuevo coronavirus a nivel mundial, es importante fortalecer nuestras medidas de higiene y limpieza con el objetivo de reducir la probabilidad de contagio en nuestras comunidades.

Las medidas preventivas para el cuidado de nuestra salud son vitales, pues además de permitirnos gozar una vida con mayor bienestar, representa un menor impacto económico para el hogar.

Actualmente, el mundo se enfrenta a una de las amenazas sanitarias más fuertes de los últimos años, no tanto por los problemas de salud que genera este nuevo virus, sino por su facilidad de contagio y propagación.

El coronavirus COVID-19 se transmite por el contacto con una persona portadora a través de gotas procedentes de la nariz o boca, al toser o exhalar. Este virus permanece en las superficies que rodean al portador (manos, ropa, escritorios, mesas, etc), por lo que entrar en contacto con estos objetos y luego tocarnos ojos, nariz o boca podemos contagiarnos.

A pesar de no contar con una cura y vacuna, la Organización Mundial de la Salud – OMS – ha reforzado la importancia de cuidar nuestros hábitos de higiene en sociedad. Según estudios que han permitido evaluar como se comporta este virus, las recomendaciones principales para prevenir su propagación son:

  • El lavado de manos frecuente
  • Toser o estornudar en pañuelos o en el codo y no en las manos.
  • Limpieza en nuestros espacios de trabajo y el hogar
  • Evitar el contacto con personas y guardar una distancia de 1 metro aproximadamente
  • Procurar no participar en eventos con muchas personas
  • No tocarnos el rostro sin tener las manos limpias
  • Permanecer en casa si presentamos síntomas de enfermedad (tos, fiebre, dificultades para respirar) y contactar servicios de salud específicos para este caso.
  • Evitar salir si no es necesario, para evitar propagar el virus en nuestra comunidad.

La mayor parte de estos consejos son normas básicas para la convivencia, por lo que la mejor manera de prevenir es a través de fortalecer estas buenas normas en la medida de nuestras posibilidades. Esta situación depende de cómo nosotros cuidemos de las personas que nos rodean, es responsabilidad comunitaria.

Fuente: Pixabay-SterlingTsai
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*