Este programa es coordinado por la clínica de Pediatría, con el objetivo de llevar un control o monitoreo del crecimiento y desarrollo de niños y adolescentes. Su enfoque es en mantener el cuidado de la salud desde el nacimiento hasta los 17 años.

Dentro de los beneficios recibidos por el público, se encuentran las consultas a un precio más bajo, con el objetivo de impulsar y fomentar un hábito de visita al médico de manera regular.

Para fortalecer este servicio, las personas que forman parte del programa participan en charlas formativas mensualmente, con relación al cuidado, crecimiento y alimentación saludable adecuada a la edad de los niños.