/ febrero 24, 2021/ Infantil, Niño Sano, Nutrición, Villa Nueva

Esta mañana se desarrolló la primera charla del programa de control y desarrollo del año, con la intervención de la Dra. Idania Pineda, integrante área del área pediátrica institucional. En esta ocasión, se explicó la importancia de la alimentación balanceada en los bebés, en las diferentes etapas durante el primer año de vida.

Según explica Pineda, se considera alimentación complementaria a “cualquier alimento distinto a la leche materna o la formula maternizada. Esta se debe iniciar cuando las anteriores ya no son suficientes por si solas para satisfacer las necesidades nutricionales del bebé. Normalmente comienza entre los 4 a 6 meses de edad”.

Parte de estas recomendaciones pediátricas de alimentación, se dan porque durante esta etapa se encuentra un desarrollo del sistema digestivo, renal y de neurodesarrollo. Así mismo, los especialistas recomiendan que no se inicia ni antes o después, para garantizar un mejor desarrollo.

“Las primeras señales que encontramos para comenzar a incluir estos alimentos es cuando vemos que ya soportan el peso de su cabeza, comienza a usar su lengua para introducir la comida y se reducen las nauseas”, amplía la pediatra en relación al momento que debe comenzarse este proceso.

De igual forma, resaltó que hay alimentos a evitar durante el primer año, como lo son: leche entera, agua, sal o azúcar. Además de aguas gaseosas, sopas instantáneas, frituras, entre otras.

Esta charla fue la primera realizada de manera presencial desde el comienzo de la crisis sanitaria generada por COVID-19. Como complemento, se realizó la jornada de vacunación en coordinación con el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, contribuyendo al cuidado de la salud infantil.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*