/ abril 6, 2020

Este año a celebración de la Semana Mayor, uno de los pilares para la Iglesia Católica, se verá obligada a transformarse por la situación generada a nivel mundial por el coronavirus.

Líderes religiosos han hecho énfasis en el mensaje principal de Semana Santa, extendiendo una invitación a no olvidar su verdadero significado y valor dentro de la vida cristiana.

Ante las restricciones establecidas por el Gobierno de la República priorizando la prevención y reducción de contagio por el COVID-19, obliga a vivir el amor de Dios y Cristo de una manera diferente, pero no con menos fe.

A pesar del cierre de iglesias por ser lugares de encuentro masivo, principalmente en esta temporada, la suspensión de procesiones y encuentros de carácter religioso, se podrá disfrutar a través de televisión y redes sociales transmisiones especiales.

Dentro de esta nueva forma de vivir estos días, podrán escucharse misas ofrecidas por padres desde los canales de la Iglesia Católica, redes sociales locales y también, podrán revivirse los cortejos procesionales de años anteriores en canales nacionales con transmisiones especiales.

Es importante recordar que el amor de Cristo no está encerrado en paredes, aunque no se puedan realizar actividades tradicionales para demostrar nuestra fe, podemos hacerlo desde nuestro hogares y, principalmente, desde nuestros corazones.

Es un momento para fortalecer nuestra unidad familiar, cuidarnos unos a otros como hermanos, realizar estas actividades en casa con el objetivo de abrir nuestras puertas a nuestro salvador.

Fuente: M. Morse
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*