/ mayo 4, 2020

Tras aproximadamente 50 días de cuarentena, Guatemala reporta más de 600 casos activos a nivel nacional por el COVID-19. Stephanie Ronquillo, integrante nuestro equipo médico, comparte con nosotros un mensaje a la comunidad haciendo un énfasis en la prevención y solidaridad.

Como parte del protocolo organizacional para atención en situaciones de crisis sanitaria, así como por instrucciones del Gobierno de Guatemala, los programas de desarrollo como los servicios médicos han modificado su trabajo. Sin embargo, estos cambios no afectan la labor institucional para contribuir a la salud integral de las comunidades atendidas.

Ronquillo, quien atiende el servicio de medicina general en Bárcena, empatiza la situación a nivel nacional indicando que “todos estamos enfrentando momentos complicados a nivel personal, profesional, económicos y familiares. Pero debemos comprender que es necesario tomar este tipo de medidas para prevenir un mayor contagio y proteger así a todas las personas”.

Uno de los grupos que requieren mayor cuidado es el grupo de adulto mayor y enfermos crónicos, por lo que la profesional hace un llamado a su cuidado y a “resguardarlos lo más que se pueda, pues son una población vulnerable”.

Sin embargo, este mensaje de prevención y protección, también va dirigido a la población en general pues a pesar que existen regulaciones como el uso obligatorio de mascarilla o mantener una distancia de 1.5 metros entre personas.

“Es importante utilizar correctamente la mascarilla, pues en la población vemos que está mal colocada, como portarla debajo de la nariz o que no cubra el cuello; debemos reforzar las medidas de distanciamiento en zonas públicas. Evitemos aglomerarnos en comercios, calle pues no podemos saber si otras personas son portadoras de este virus” menciona Ronquillo.

También añade sobre lo “valioso” de que la población tome sus medidas, a nivel individual como colectivo, pues “si alguien no sigue estas normas, tira por la borda el esfuerzo de todos los demás”.

Un llamado a la calma

La especialista agrega que “como población, debemos mantener la calma, es necesario poder transmitir ese mensaje de tranquilidad en nuestros hogares. Nuestra vida ha dado un giro bastante fuerte, ha sido un duro golpe a nuestra vida cotidiana, a nuestra economía, pero debemos unirnos para salir adelante. Si tenemos la oportunidad de ayudar a alguien más, hagámoslo, apoyémonos entre todos”.

Seamos responsables

Ronquillo comenta que debemos ser personas responsables en esta crisis, “no son vacaciones, esta es una situación seria y debemos atenderla como tal, debemos resguárdanos en casa. Sigamos instrucciones para cuidarnos y cuidar a los demás”.

Menciona también que debemos “continuar avanzando, evitar atormentar nuestra mente y corazón, mantener la calma y la unidad, pues esto pasará, pero si no seguimos nuestras medidas ahora, puede prolongarse y traer complicaciones más serias.”

Además recuerda el papel positivo de fortalecer los hábitos de higiene personal, del hogar y tomar medidas extra para prevenir en esta situación.

“De la mano de Dios, siguiendo las recomendaciones y siendo responsables, vamos a salir adelante” finalizó Ronquillo.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*