/ enero 4, 2023/ Uncategorized

Empezamos el año con mucho entusiasmo, pero también, compartiendo dos testimonios de la reciente visita realizada por la desarrolladora Milésimo junto al programa del Adulto Mayor del Dispensario San José, en la casa de las Hermanas Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús.

Por segundo año consecutivo, voluntarios empresariales llevaron su buen ánimo y sonrisas para acompañar en una convivencia especial a los participantes de nuestro programa. Durante esta actividad se compartió una mañana llena de música, regalos, expresiones de afecto y diversión.

Sujey y Lourdes relataron su experiencia durante la convivencia con el Adulto Mayor

Para Lourdes García, quien acompañó por segunda ocasión esta actividad cercana a las fiestas de fin de año, indicó que tiene un “significado importante” resaltando el valioso “tiempo de calidad” que tienen para compartir con los integrantes del programa, así como el “sentimiento de apoyo por parte de los abuelitos y abuelitas” durante la reunión.

“Estar en estas actividades es para poder dar, así como también nosotros nos llevamos consejos y palabras valiosas de su parte”, añadió García al referirse a una de las grandes lecciones que esta convivencia les deja.

Lourdes compartió por segundo año consecutivo con el proyecto de voluntariado junto a Cabrini Guatemala

Finalizando la actividad, también contamos con las palabras de Sujey Orellana durante su primera participación, no solo en el proyecto empresarial, sino también a nivel profesional.

“Es primera vez en mi vida que trabajo en una empresa como Milésimo, donde buscan dar atención a todas las personas. Una actividad muy linda, con personas muy honestas y cada participante nos ha expresado su agradecimiento”, expresó Orellana con mucha emoción.

Resaltó lo “lindo” que ha sido poder “conocer a muchos abuelitos y su historia”, por medio de las conversaciones que se realizaron durante toda la jornada.

“El trato de Cabrini Guatemala ha sido muy bonito, en todo este proceso, desde el contacto inicial, la coordinación de la visita hasta el día de hoy. Agradezco que nos reciban cada año y que abran sus puertas a nuestro equipo para poder llevar un momento de alegría”, finalizó Orellana.

Sujey junto a una de las integrantes durante la actividad.

Cabrini Guatemala, Hermanas Misioneras, equipo de trabajo y participantes de los programas, agradecen este tipo de proyectos corporativos que permiten generar proyectos y acciones de desarrollo para las comunidades guatemaltecas y organizaciones sociales.

Compartir esta entrada