/ agosto 3, 2020

La salud es un estado que debemos construir cada día, que está ligado a nuestras actividades y relaciones sociales cotidianas. Durante esta época, hemos pasado mayor tiempo en el hogar, por lo que debemos trasladar nuestros esfuerzos por alcanzar y mantener nuestro bienestar.

Una de las principales actividades que debemos realizar es algún tipo de actividad física. No se requiere un gran campo abierto o herramientas especializadas, pues con unos minutos que realicemos al día de estiramientos, saltos o flexiones, estaremos ayudando a nuestro cuerpo a mantenerse activo.

Si en casa convivimos con adultos mayores, debemos estar más atentos a sus necesidades, además de prestar atención especial a las medidas de higiene, pues son un grupo de alto riesgo ante enfermedades preexistentes como el nuevo coronavirus.

Realicemos diferentes actividades que ayuden a pasar momentos divertidos, como juegos y dinámicas, programas de televisión en familia, compartir los tiempos de comida en

También debemos prestar atención a nuestra salud mental, pues ahora pasamos mayor tiempo dentro de casa, estamos más tiempo expuestos a información negativa, hemos convivido mayor tiempo con la familia y nuestras rutinas han sufrido cambios. Por esos motivos, debemos buscar espacios de dialogo para la solución de problemas o conversaciones sobre temas externos que nos cargan emocionalmente.

Es importante resaltar que la salud no es únicamente no estar enfermo, va más allá de malestar físico, además que es algo que debemos trabajar día con día. Para lograrlo, es necesario realizar cuidados preventivos, buscar atención médica cuando se requiera y realizar acciones que ayuden a nuestro entorno social en todo momento.

Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*