/ julio 9, 2020

Conocer cada uno de estos virus y su transmisión, es necesario conocer y diferenciar cada caso, así como tomar las medidas de prevención necesarias ante estas enfermedades.

Los tres tipos de virus se comportan de manera similar, con variaciones importantes en la intensidad de los síntomas. Por ejemplo, todos se transmiten principalmente por picadura de zancudos que están infectados, a diferencia del Zika que también puede ser transmitido por vía sexual.

En el caso del dengue, las fiebres son más frecuentes e intensas que en los otros dos, mientras el virus del Zika se identifica con la conjuntivitis y el Chikungunya con el fuerte dolor de articulaciones.

En el caso de embarazos, contraer el Zika puede presentar problemas en el desarrollo del bebé, como la microcefalia (el cerebro no crece lo suficiente), convulsiones, problemas de movimiento corporal, problemas de la vista y pérdida de audición.

La transmisión de estas tres enfermedades son por el mismo mosquito o zancudo, por lo que la mejor recomendación para reducir su propagación es evitar el estancamiento de agua. Entre estos espacios a prestar atención se encuentran:

  • Recipientes que acumulen agua (cubetas, toneles, llantas, vasos, latas, etc)
  • Dejar la basura abierta
  • Tapar bien los recipientes con agua de uso cotidiano (pilas, toneles, etc)
  • Lavar semanalmente los depósitos de agua para uso doméstico (pila, agua de mascotas, floreros, macetas).

Como recomendaciones finales, debemos generar conciencia en nuestro hogar y con nuestros vecinos, pues si en un hogar no siguen recomendaciones, resultaremos afectados en casa. Además, es importante visitar a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado. No debemos automedicarnos, pues estamos poniendo en alto riesgo nuestra vida o de familiares.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*