/ agosto 19, 2020

Durante el embarazo enfrentamos una diversidad de cambios en nuestro cuerpo, mente y hasta en nuestras rutinas.  Te compartimos los siguientes consejos para que consideres dentro de esta nueva etapa sin dejar a un lado la actividad física.

Una de las principales modificaciones que encontramos en el embarazo, son las actividades que antes realizábamos de manera cotidiana sin problema y, por prevención y temor, hemos dejado de lado.

Lo primero a resaltar es la importancia de la actividad física durante el embarazo, pues es un beneficio para la madre durante la etapa de gestación como en los meses posteriores al parto. Sin embargo, ésta debe ser recomendada y supervisada particularmente por tu obstetra.

Mejorar el estado físico y mental de la persona, ayudar al flujo sanguíneo , aportar a nuestra capacidad respiratoria, mejorar la oxigenación del feto, controlar el peso y recuperar tu figura después del parto, son claros beneficios de mantenerte en actividad física, por lo menos durante 45 minutos a la semana.

Las consideraciones principales para realizar cualquier actividad física serían: realizarlo con el conocimiento y orientación del médico que lleva tu control; evitar ejercicios que produzcan golpes al cuerpo, como los saltos; evitar ejercicios que hagan contener la respiración; de preferencia, realizarlos en acompañamiento de algún familiar; iniciar con lapsos cortos y sin realizar esfuerzos agresivos.

Foto de freestocks.org en Pexels

Foto de portada Gustavo Fring en Pexels

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*